Por estos días se estará empezando a mejorar el piso en algunos sectores y la pintura de la Fábrica de dulces y encurtidos de Colonia Aurora con una inversión que ronda los 150.000 pesos. “La verdad es que ya debería estar todo terminado pero las dificultades económicas nos limitan un poco las inversiones, que en ningún momento se suspendieron sino que fueron solamente un poco más lentas”, dijo Fredy Frank.
La idea del Consejo de Administración es convertir a esta planta en la mejor fábrica de fruta abrillantada del país. Y lo estamos logrando”, afirmó.  Igualmente la fábrica sigue trabajando y se acopiaron hasta el momento unos 900.000 kilos de mamón, con lo cual se está haciendo fruta abrillantada, otra parte pulpa que se vende al anterior concesionario y una parte que se entrega a la firma Caroyense con la cual firmamos a principio de año la alianza estratégica que nos dio financiación para pagar la producción que estamos haciendo.  Con orgullo podemos decir que somos los únicos que vamos pagando sin retrasos a los productores por cada kilo de mamón que entregan. La previsión es llegar a un millón de kilos en la presente cosecha. En conjunto con Caroyense también se analiza incorporar un camión carrozado para la entrega de los productos en los comercios y otras alternativas de producción y venta que nos permitirá mejorar la oferta que tenemos actualmente.