Nuevamente en el último mes las adversas condiciones climáticas obligaron a todo nuestro equipo de trabajo del área eléctrica a realizar grandes esfuerzos para restituir el servicio a todos los socios. La tormenta de mediados de mes cortó las líneas en muchos lugares por la caída de árboles y para el caso de Colonia Aurora porque nuevamente los postes del tendido eléctrico quedaron en el agua.
El problema mayor fue causado por la caída de árboles en las propiedades privadas por donde cruzan las líneas eléctricas para llevar la energía a los colonos en los lugares más alejados.
Otro grave drama fue nuevamente atender los cortes en la línea de 33 KV que viene desde Oberá a todo 25 de Mayo. El equipo de la Cooperativa tiene que sortear el corte de ruta por el arreglo
del puente sobre El Torto que permanece totalmente inhabilitado para el paso y por la creciente hasta el paso alternativo por San Francisco fue cerrado durante el temporal. Por ese motivo los equipos de la Cooperativa tuvieron que dar un rodeo de muchos kilómetros por la ruta 8 hasta Campo Grande, luego a Oberá y de allí hasta la falla. En esos momentos un falló de esa línea que comenzó a las 21 se pudo resolver recién a las 4 del día siguiente, lo cual hubiera sido aún más prolongado y grave si debía esperarse a que EMSA envíe los equipos de línea desde Posadas al día siguiente.
El costo de movilización, las horas extras y los elementos utilizados para las reparaciones siguen siendo pagados por la CAUL pese a que es responsabilidad de EMSA. “Pero se hace porque nosotros primero pensamos en restituir el servicio para todos nuestros socios”, explicó Frank.