El aparato se había quemado tan sólo un día y medio después de haberla instalado como consecuencia de un rayo y las malas condiciones climáticas.

El responsable del área de agua potable en Aurora, Víctor Hartmann, recordó que apenas sucedida la avería de la bomba, se sacó y envió para su reparación. Además se compró una nueva, que por los problemas de importación estuvo demorada durante vario días en la aduana.

“Se colocó una nueva bomba de 7,5 HP y ya se normalizó en su totalidad el servicio de agua. Ya no tenemos problemas. No está faltando agua”.

Durante el inconvenientes, los usuarios de agua de la cooperativa en Colonia Aurora siguieron teniendo el servicio pero con cortes rotativos, hasta que se puso en funcionamiento la bomba y el pozo del campo experimental.
Pedido especial:

Con la llegada de la temporada de verano y los intensos calores, Hartmann solicitó a los socios que “que no se derroche el agua, que se haga una utilización racional del líquido, evitando el lavado de autos, veredas y toda acción que signifique un gasto innecesario”.
Si bien la mayoría de los socios tiene medidor y abonan su consumo, “es importante ser solidarios entre todos para contar el servicio de agua corriente de manera constante, sin interrupciones”, insistió Hartmann.