Todo el Honorable Consejo de Administración de nuestra Cooperativa pasa por un momento donde se mezclan la alegría porque está finalmente más cerca de concretarse el anillado de provisión de electricidad desde Aristóbulo del Valle por la ruta provincial 9. Pero al mismo tiempo sufre y mantiene una constante preocupación por los graves dramas que acarrean para cada uno de nuestros socios los permanentes cortes en la provisión de energía eléctrica, que son causadas principalmente por problemas de EMSA o la red que está a cargo de la empresa estatal.

Reconocemos que hubo en estos días de calor cortes prolongados y reiterados especialmente en la zona de Colonia Aurora y parte se debió a problemas con nuestras líneas de media y baja tensión que requieren mayores inversiones y mantenimiento pero que los colosales aumentos que sufrimos en los últimos diez años impiden que podamos realizarlos como es debido.

Sin embargo el compromiso de nuestro personal, la inversión en móviles, las nuevas obras de la provincia nos permite analizar que pronto tendremos menos cortes y mayor estabilidad.  Vemos con alegría que ya están puestos prácticamente todos los postes para el nuevo tendido eléctrico y que en poco tiempo podrían tener las líneas instaladas.

Por un lado la alegría vuelve a surgir de la excelente realidad de la producción láctea, la creciente aceptación de nuestros productos y el crecimiento que estamos logrando. Contamos hace dos meses que llegó el primer camión cisterna para complementar la a la producción zonal que no alcanza para cubrir la demanda y por ello hemos hecho un gran esfuerzo y comprado un tanque acoplado que permitirá pasar de acarrear por vez unos 6,600 litros a 22.000 litros, es decir casi cuatro veces la cantidad inicial, lo que nos permitirá bajar los costos del transporte por litro y cumplir con nuestros clientes.

La Fábrica de Aurora sigue trabajando mientras la mejoramos con diversas obras, se recibió y pagó prácticamente todo el mamón que trajeron los socios y productores no socios y ya comenzamos a hacer fruta abrillantada para cubrir las demandas, aunque seguimos trabajando básicamente con fruta salada que tiene una muy buena salida.

Para enfrentar los normales aumentos de consumo eléctrico y de agua en el verano también estamos trabajando intensamente en lograr la limpieza y mantenimiento de las líneas, cambiando los elementos fundamentales y a los socios de zonas rurales les pedimos que nos ayuden evitando forestar debajo de las líneas porque cuando crecen cortan los cables o pueden generar cortocircuitos perjudicando a sus vecinos y a sus propias casas.

Para el sector agua se está finalmente montando la bomba nueva y la cañería de mayor capacidad desde la planta de tratamiento al tanque elevado de 25 de mayo.